Viajar a Italia
×

Coliseo de Roma

Colosseo
Coliseo
Piazza del Colosseo, 1, 00184 Roma, Italia
(+39) 06 480201
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Coliseo romano es una construcción del siglo I después de cristo. Su función consistía en ser el lugar donde se realizaban espectáculos y juegos para el público general. Se ubica en la ciudad de Roma, Italia. El nombre original del anfiteatro es Anfiteatro Flavio (en latín Amphitheatrum Flavium), tomando el nombre de Coliseo tiempo después.

La teoría más aceptada en cuanto al nombre del Coliseo se debe al coloso, que es una estatua de 40 metros que representa a Nerón (colosseum). El Coliseo es sin lugar a dudas, la obra más representativa del arte romano y un símbolo del poder de todo el Imperio Romano.

Coliseo Romano – Características

Coliseo romano – Arquitectura

Coliseo Romano

La construcción del Coliseo se inició en el año 70 bajo el mandato del emperador Vespasiano y fue continuado por su hijo Tito, quien lo inauguraría en el 80 aún cuando no estaba terminado.

Los pisos y sótanos fueron agregados por Dominiciano, el otro hijo de Vespesiano, quien concluyó la construcción en el año 82. Todos ellos pertenecían a la dinastía de los Flavios, de ahí su primitivo nombre.

Historia

Representación en la película Gladiador de lucha en el Coliseo

En el Coliseo romano en Italia se llevaban a cabo espectáculos públicos sangrientos, ya sea entre animales (venerationes); ejecuciones de prisioneros por animales (noxii) y los famosas peleas entre gladiadores (munera). Con la decadencia del Imperio Romano, el Coliseo dejó de utilizarse y pasó a manos de la Iglesia en el tiempo de Gregorio I Magno, en el siglo VI.

El paso del tiempo ha dejado sus marcas pero sin embargo mantiene mucho de su estructura original. En el año 2007 salió elegida como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, tanto por sus características de diseño y tamaño así como por su historia e importancia.

Coliseo romano por dentro

Coliseo por dentro

El sitio donde se llevaban a cabo los juegos era un óvalo de 87 por 55 metros, con piso construido en madera y debajo del cual se ubicaban los túneles y mazmorras en donde se encontraban los prisioneros, gladiadores y animales.

El Coliseo de Roma contaba originalmente con 80 filas de gradas. Tenía capacidad para 109.000 espectadores. Tenía capacidad para 109.000 espectadores. Su longitud de 189 metros, 156 de ancho y 48 metros de altura.

Es una enorme elipse que podía albergar a 50.000 espectadores alrededor de un óvalo central. Contaba también con 80 entradas que permitían un rápido ingreso y evacuación.

El acceso desde los pasillos internos hacia las gradas se efectuaba a través de 252 vomitorios, llamados así porque permitían el ingreso de gran cantidad de gente poco tiempo. Los palcos poseían una antesala y se distribuían de acuerdo al status social.

Horarios

  • Abre desde las 8:30 horas hasta una hora antes de la puesta del sol
  • En invierno (de noviembre a mediados de febrero) cierra a las 16:30 horas
  • En periodos intermedios (de mediados de febrero a marzo) cierra a las 17 horas
  • En primavero y verano (desde abril hasta agosto) cierra a las 19:15 horas
  • En septiembre cierra a las 19 horas
  • En octubre cierra a las 18:30 horas

Precio de entrada

El precio de la entrada conjunta, que comprende la visita al Coliseo Romano, el Foro y el Palatino, es de 12 euros y puede ser utilizada durante dos días, de esta forma puedes visitar un día el coliseo a plenitud y al día siguiente visitar el Foro y el Palatino.

Para reservar tu entrada al Coliseo Romano sin colas entra aquí.

Para reservar sigue los siguientes pasos.

  • Solo ingresa la fecha en la que visitarás el Coliseo.
  • Indica la hora
  • Coloca el número de personas
  • y reserva

Revisa también

Dirección: Piazza del Colosseo, 1, 00184 Roma, Italia
Teléfono: (+39) 06 480201

2 comentarios

  1. claudia

    14/08/2014 at 01:00

    me gusto mucho fue increíble yo lo puedo decir porque lo conocí

  2. Sandra

    01/03/2012 at 23:49

    Gracias a Dios tuve la oportunidad de conocerlo, de estar ahí entre tanta historia. Fue maravilloso y lo volveria a recorrer.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*