Viajar a Italia
×

Yo quiero ser gladiador

Si bien en la Antigua Roma un evento muy conocido y disfrutado era el enfrentamiento de gladiadores en el Coliseo Romano, es tanta y tan fuerte la tradición que hasta nuestros días se transmiten estos conocimientos de lucha, poder y valor.

Inicialmente los gladiadores eran esclavos, condenados o prisioneros de guerra que a través de este método podían lograr su libertad o un mejor estatus, habían otros que simplemente estaban porque querían pasar el tiempo luchando y exponiendo sus vidas.

Este tipo de prácticas fueron consideradas de suma importancia para la sociedad romana, tanto así que ese fervor y tradición perdura hasta nuestros días, motivación con la que se emprenden las academias o escuelas de gladiadores, que si bien no tienen como objetivo la lucha a muerte, se enfocan en transmitir las técnicas de lucha y demás particularidades.

Tiene por objetivo, básicamente divertirse, conocer y disfrutar de la cultura romana, con lo que se crea esta escuela más como una asociación llamada Grupo Histórico Romano, en la que las personas deben ir con una indumentaria propia de un gladiador.

También cuenta con un museo muy particular que se conforma de variados elementos empleados por los gladiadores, así como cascos, escudos, espadas, tridentes así como ropas e instrumentos propios de los cuerpos militares pretorianos o legionarios.

No hay restricciones para hombres ni mujeres, así que una curiosidad bastante amena está ahí, no desaproveches la oportunidad y date un saltito por Roma.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*