Viajar a Italia
×

Turismo invernal en el norte de Italia

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Es la zona donde se agolpan las mejores y más conocidas estaciones de esquí de este país. Los buenos aficionados conocen sólo con citar su nombres, lugares míticos como Sestriere, Cortina D´Ampezzo, Madonna Di Campiglio, Cervinia Breuil o Courmayeur.

Sestriere

Sestriere

Es la estación más importante de los Alpes piamonteses. Su historia es relativamente reciente y, al mismo tiempo, una historia fulgurante. Sus primeros pasos son del período 1928-1931, en una meseta ubicada que se encuentra a más de 2.000 metros de altura, a horcajadas entre el Val Chisone y el Val de Susa.

Su gran desarrollo ha sido vertiginoso, y desde finales de 1930, Sestriere ya atraía a millares de turistas, entrando con fuerza en la élite mundial de los lugares de vacaciones. Este “preponderante papel” se acentuó con la apertura de la Vía Láctea, la vasta zona destinada al esquí que supera los 100 km2. Casi toda esta gran extensión se puede recorrer con esquíes, y está servida por teleféricos, telesillas y telesquís, que interconectan todas las localidades que la forman, que son entre otras: Grangesises, Sansicario, Cesana …

Sestriere tiene unas 155 pistas, que cubren un total de 400 km, 70 de los cuales con innivación artificial. Es la mayor instalación de este tipo en toda Europa, y garantiza la apertura de los equipos desde los meses otoñales hasta bien avanzada la primavera. Se ha calculado que ni siquiera el esquiador más experto podrá recorrer en un único día todos sus trazados con sus numerosas variantes. Las posibilidades ofrecidas para los aficionados al esquí de fondo son increíbles: hay anillos de todas las distancias y de todas las dificultades. Además muchas de las pistas están abiertas al snowboard; existen además, pistas de patinaje, centros de equitación, estructuras para el trekking invernal, y también para el telemark.

Por último hay que anotar que la receptividad hotelera de Sestriere se acerca a las 18.000 camas, a las cuales se debe sumar 5.000 más, disponibles en los demás centros de la Vía Láctea, y que la forma más fácil para llegar es por avión, ya que el aeropuerto más cercano, que es el de Torino Caselle, se encuentra a sólo 95 km de la famosa estación invernal.

Courmayeur

Situada en el Valle de Aosta, a los pies del Monte Blanco, se encuentra este lugar apreciado de los Alpes, en todo el mundo. Hace muchísimos años, ya fue frecuentada por los viajeros ingleses del siglo XVIII, por la gran fama que adquirieron sus fuentes termales y su clima, principalmente salubre.

Courmayeur es hoy en día, una elegante estación de esquí, meta obligada de los buenos aficionados, dotada de óptimas estructuras hoteleras, tiendas de prestigio, y un centro de congresos conocido en todo el viejo continente.

Las 29 pistas, que cubren un total de 100 km, se encuentran entre los 1.224 y los 2.755 metros de altura, con una oferta turística muy completa, que incluye el tradicional concierto del Año Nuevo, el desfile del martes de carnaval, el trofeo “Kandahr Martini” de esquí-alpino, o el trofeo de esquí-alpinismo “Trans Mont-Blanc”.

Hay posibilidades para los aficionados al “snow”, al esquí de fondo (cuatro anillos, uno de competición, con longitudes entre 2 y 11 km.), así como para el esquí nórdico. Además, quien busca las emociones de la práctica deportiva fuera de las pistas puede recorrer, acompañado por un guía o por un maestro de esquí, varios itinerarios de ensueño como el clásico descenso de la Mer de Glace y el Toula, en el macizo del Monte Blanco.

Pero la oferta de Cormayeur es amplísima e incluye también todos estos deportes: el patinaje, la equitación, tenis, natación, surf de nieve, telemark, eliski, parapente, ala delta, o trineo de perros. La estación, que está a 140 km. del aeropuerto de Torino Caselle, dispone de 65 hoteles, 5 de los cuales de 4 estrellas, con una oferta de 3.000 camas. En la zona funcionan también dos campings invernales, uno en la propia estación y otro en Morgex.

Cervinia – Breuil

Esta es una de las localidades de esquí más exclusivas de los Alpes, centro de deportes, de diversiones, que surge en el Valtournenche, en medio de un escenario fantástico ubicado a los pies del Cervino y del Monte Rosa. Su cuenca se desarrolla por más de 100 km. de pistas, entre alturas que varían desde 2.006 a 3.883 m. y comprenden picos que han hecho la historia de la montaña, como el Plateau Rosa, la cima Furggen, las Cime Bianche, el Piccolo Cervino …

Sus 72 pistas tienen 2 telecabinas (la más grande de Italia, con capacidad para 140 personas), 8 telesillas y 11 telesquís, con la posibilidad de innivación artificial de 15 km. Hay zonas para el “snow” y para el esquí de fondo, que dispone de un anillo de 5 km. de largo.

Cervinia además, es un centro de turismo estival: campos de golf, pistas de tenis, piscinas con calefacción, pistas de patinaje, esquí en el Plateau Rosa; que se unen a las continuas manifestaciones folklóricas y culturales, conciertos y espectáculos (cortejo de antorchas en la noche de Año Nuevo, el slalom gigante “Azurrísimo” en abril), que se celebran en todo el año.

Toda esta zona de Cervinia-Valtournenche (a la que se puede acceder de la forma más cómoda por avión, desde el aeropuerto de Torino Caselle), que se encuentra a unos 108 km. de la estación; dispone de 47 hoteles, 7 de 4 estrellas, con un total de 3.400 camas, sin contar las plazas del camping en Valtournenche.

Madonna di Campiglio

El Val Rendena está situado en el Trentino occidental, en una cuenca entre las cumbres del Presanella y el grupo de los Dolomitas del Brenta. Situada en el corazón del parque natural del Brenta-Adamello, va desde los 644 metros de altura de Verdesina hasta los 1682 de Campo Carlo Magno.

En el centro de este valle, a 1.552 metros surge Madonna di Campiglio. Según la tradición, esta pequeña ciudad nació en el año mil, primero se construyó un convento, y alrededor de él, se desarrolló un verdadero pueblo, que no tuvo fuerza hasta finales del siglo pasado.

Ahora es uno de los centros de esquí más importantes, perfectamente organizado y dotado con las más modernas instalaciones de remonte (4 telecabinas, 14 telesillas, 8 telesquís, con capacidad para 30.000 personas / hora). Dispone de 33 pistas entre los 1.500 y los 2.600 metros de altura, por un total de 90 kilómetros esquiables (40 innivados artificialmente, si es necesario).

Para los snowboarders, se ha preparado un snowpark, en el que se dan cita los campeones de la tabla: no en vano, es una de las candidatas para ser sede de los campeonatos del mundo de la especialidad. Para los aficionados al esquí de fondo, la estación cuenta con cuatro anillos disponibles, para un total de 15 km.

Además de las tradicionales citas con la Copa del Mundo de Esquí Alpino, se organizan itinerarios de aventura, con recorridos de esquí de orientación, de telemark, y de esquí excursionista; y otras alternativas más tranquilas, a lo largo de senderos que bordean el valle, hacia las cumbres del Brenta.

Madonna di Campiglio, dispone de 96 hoteles, 15 de cuatro estrellas, con una capacidad de aproximadamente 5.000 camas. El aeropuerto más cercano es el de Milano Malpensa a 232 km.

Cortina d´Ampezzo

Está considerada la “perla” de los Dolomitas. La estación surge en una espléndida cuenca ubicada entre los grupos Pomagagnon, Cristallo, Tofane, Cinque Torri y Sorapis. Es una de las más famosas localidades de los Alpes, conocida por la belleza del paisaje y por el ambiente mundano que la caracterizan. Tanto que, desde los años 20 constituye una meta obligada para escritores, poetas, pintores, estrellas del cine y por supuesto también, para los buenos aficionados a la nieve.

Sus pistas situadas entre 1.200 y 3.423 metros de altura, ofrecen una infinita gama de proposiciones que satisfacen las expectativas de todos, desde el más experimentado practicante de esquí hasta el principiante. 60 kilómetros de pistas para el esquí de fondo, con trazados que corresponden todos los grados de dificultad. La estación tiene estos elementos: 39 instalaciones de remonte, 6 teleféricos, 23 telesillas y 10 telesquís, capaces de transportar a 44.000 esquiadores por hora, por las 54 pistas, que hacen un total de 110 kilómetros esquiables, 51 de los cuales con innivación artificial, e incluso una pista iluminada para el esquí nocturno. Además del esquí, se pueden practicar otros deportes como el rafting, telemark, bobsleigh, snow-rafting, curling, snowboard; junto con el senderismo y los tranquilos paseos en bicicleta.

La infraestructura de alojamiento de esta estación, que se encuentra a 160 km. del Aeropuerto de Venecia Marco Polo; alcanza los 64 hoteles, con un total de 4.700 camas. Además hay 4 campings para 3.400 plazas más, y otras 18.000 camas, entre apartamentos y casas privadas. Estas cifras dan una verdadera medida de la inmensa capacidad receptiva de esta zona.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*